EL PROCESO CREATIVO

1. El guion original




2. Narración en imágenes








3. Texto enriquecido






Una despedida repentina
Bill empezaba la universidad estaba emocionado y a la vez nervioso, pues era la primera vez que iría allí. Mientras alistaba sus cosas para marcharse, pensaba que todo a partir de ahora sería distinto, se despidió de sus padres y se fue.
Se dirigía a la parada de autobús. En la espera de la llegada, por delante suya pasó una pareja de enamorados, y al ver eso se quedo un poco pensativo ya que él nunca había experimentado ese sentimiento, llegó el autobús y subió. Mientras estaba sentado recordó todos los momentos vividos en su instituto.
1.jpg
Se dirigía a ver en qué clase le había tocado y justo le sorprendieron dos amigos suyos, María y Josué, y él dijo:
- Bill: Chicos ¿qué hacéis aquí?
- María: Ah, bueno, decidimos que queríamos estar junto a nuestro mejor amigo, o sea tú, ¿no estás alegre?
- Josué: Así que otros años aguantándonos entre los tres.
- Bill: Sí, María, sí estoy contento, chicos, porque estáis junto a mí… Oh!! Ya entramos a clase.
Entraron a clases. A Bill le pasó algo que nunca había sentido: “El amor”. Él la miraba a ella, la chica mas linda que él habría podido imaginar, ella estaba con unas amiga; al ver que Bill no la dejaba de mirar, ella se avergonzó y le ignoró poniéndose a leer una hoja con su amiga. Bill era la primera vez que sentía ese sentimiento y se quedó un poco aturdido.


2.jpg

No la dejaba de mirar. Así fue toda una semana, no entendía lo que le pasaba hasta que decidió conversar con Josué.
- Bill: No sé que me pasa, no dejo de pensar en una chica, desde que la vi estoy así.
- Josué: uhm lo que te pasa es que estás enamorado jajaja, es tu primera vez ¿cierto? y además es amor a primera vista… Y ¿quién es?
- Bill: Es la chica de la clase, Sofía, y bueno ¿qué hago?

- Josué: Bueno, sí, pero más adelante; primero trata de conquistarla.
Pasaron meses Bill y Sofía se convirtieron en buenos amigos. Pasaron momentos divertidos y agradables juntos, hasta que llego un día y Bill tuvo el valor de declararse.


3.jpg
4.jpg



- Bill: Sofía tengo algo muy importante que decirte. Desde hace mucho tiempo siento algo muy especial hacia ti.... estoy enamorado y lo sé porque todo el tiempo lo pasaba pensando en ti. No dejaba de pensarte. Te quiero.
Bill le dijo a Sofía todo lo que sentía y al ver que ella permanecía callada, pensó que ella no sentía lo mismo que él y decidió marcharse.
Sofía también sentía lo mismo que él; al oír esas palabras que salían de la boca, se emociono tanto que se quedó sin palabras, pero al ver que Bill se marchaba decidió ir tras él para darle su respuesta y le dijo cogiéndole su mano.
5.jpg
- Sofía: Espera Bill, ¿No quieres saber mi respuesta?
- Bill: Sí dímelo por favor.
- Sofía: Yo también te quiero y desde esa vez que te vi en clase por primera vez.
Desde ese día, los días de Bill y Sofía fueron verdaderamente hermosos.
Su primer beso.

7.jpg

Su primera pelea y reconciliación.


6.jpg


Viendo el amanecer juntos.


8.jpg


Muchos momentos vivieron juntos, aunque parecía que esa felicidad se iba acabar dentro de poco. Sofía guardaba un secreto; era que tenía una enfermedad muy grave y que no sabía cuando llegaría el día que ya no estaría viva ya que cada día se estaba sintiendo más débil.


9.jpg



- Sofía: Por favor dios, permíteme pasar aunque sea algunos días más, al lado de él, sabes que lo he llegado amar, y llevarme ahora contigo sería algo muy duro para él, déjame solo unos días.

Bill y Sofía pasaron dos días sin verse, ya que ella estuvo internada esos dos días, hospitalizada. Él intentó comunicarse con ella, pero no supo nada hasta que misma se comunico con él por teléfono. Le dijo que esos dos días se había ido de vacaciones con sus padres y como fue algo sorpresivo no le dio tiempo a decírselo.
- Sofía: Bill ¿podemos vernos en el bosque donde, se puede observar lo brillante que se pone la luna? ¿Ya sabes donde es? Te espero allí hoy a las 19:00 pm Ok.
- Bill: Sí, mi vida allí estaré. Te quiero.


10.jpg
11.jpg



Allí le esperaba Sofía puntual, juntos se sentaron abrazándose, y ella le empezó a contar sobre por qué quería quedar en aquel lugar y dijo:
- Sofía: Sabes, de pequeñita me encantaba venir aquí a ver cómo se ponía la luna, y siempre vengo aquí a las 19:00 a verlo y nunca lo dejaré de hacer, quería que tú también conocieras este fantástico paisaje, junto a mí.
Ella quiso hacerle una pregunta, Bill la veía pálida le pregunto antes que ella lo hiciera.
- Bill: Mi vida ¿Estás bien? Te veo muy blanca, como un poco decaída.
- Sofía: Oh, sí estoy bien; solo es el cansancio del viaje que tuve jeje; no te preocupes cariño.
Sofía le hizo una pregunta:
- Bill ¿me prometerías que si más adelante ya no estuviéramos juntos estarías bien? Aunque yo no esté a tu lado más, ¿seguirías siendo tú mismo el chico alegre de siempre? ¿Me lo prometes?
- Bill: Tonta, qué dices, pero si tu siempre vas a estar a mi lado porque yo nunca te soltará, entiéndelo, cómo quieres que te lo prometa si eso nunca pasara.
- Sofía: Bueno, sí, ya sé, pero igual prométemelo y si pasara tendrías que cumplirlo ¿Ok?
Él acepto prometerle eso, y juntos se quedaron viendo el panorama que tenía por delante, aunque no sabía lo que pasaría al día siguiente.


12.jpg


A la mañana siguiente Bill al despertar tuvo un dolor muy fuerte en el pecho, y le entró como preocupación y se le vino a la cabeza Sofía; la intentó llamar pero no contestaba. Entonces decidió ir a su casa a buscarla. Mientras bajaba las escaleras, sus padres les esperaban en la sala y le dijeron que tenían algo muy importante que decirle.
- Madre: Bill, ha pasado algo imaginable, Sofía ha fallecido esta mañana con un derrame cerebral en el hospital.
Bill salió corriendo a casa de Sofía. No creía lo que había pasado. Llegó a la casa de ella y vio a sus padres vestidos con trajes de luto, todo negro; se les acercó y ellos le dijeron:
- Lo siento, sabíamos lo mucho que querías a nuestra hija. Toma, encontramos esta carta en su mesita de noche que es para ti.
Bill lo empezó a leer y decía:
Mi vida seguro ahora estarás leyendo la carta, bueno quiero pedirte disculpas por no contarte sobre mi enfermedad, ahora estaré en un lugar hermoso, así que no te preocupes por mi, que estoy bien, quiero agradecerte una por haber sido un buen amigo y luego por ser el novio más maravilloso que tuve en toda mi vida y haberme demostrado lo bonito que se siente al ser amado y amar también.
No te pongas triste. Sí, esta enfermedad me consumía poco a poco y me ponía pálida; para que no lo notaras me maquillaba mucho… para que veas los milagros que hacen, jeje, no lo notabas ¿cierto? Bueno, acuérdate lo que me prometiste, que siempre estarías alegre aunque yo no esté a tu lado, sabes, siempre voy a estar contigo… Hoy espérame en el bosque donde siempre a las 19:00, que te prometo que estaré allí.

TE AMO Sofía.



Billa salió corriendo al bosque con lagrimas en los ojos. Estaba tan dolido, todavía no creía que ella ya no estaría viva, se quedó en medio de un charco recordando todo lo que había pasado junto a ella.


13.jpg



Se quedó dormido en medio del bosque. Un viento feroz logró despertarle de su sueño; ya estaba oscureciendo y recordó lo último que Sofía dijo en la carta; que esperaría a las 19:00 y fue allí. En aquel lugar era de noche, cierto había alguien allí, se acercó más y vio que parecía la apariencia de una chica ¿sería Sofía?...
Continuará.


14.jpg